Human Drama, un acústico complicado

Ni una Sala Nezahualcóyotl a medias ni las fallas técnicas en las guitarras de Johnny Indovina, fueron impedimento para que la banda estadunidense Human Drama ofreciera la noche del viernes una velada acústica llena de éxitos y disfrutable para sus seguidores, como refirieron al final de la misma. 

En punto de las 20:00 horas la tercera llamada dio paso a una luz que alumbró el piano de Mark Balderas, y tras las primeras notas llegó la peculiar voz melancólica de Indovina, quien con sus gafas oscuras caminaba debajo del escenario, cerca de la gente, interpretando “Lonely”.

Para el segundo tema de la noche, “The silent dance”, apareció el resto de la agrupación: Claudia González en la flauta y Gerardo Pozos en el violín, quienes junto con Balderas e Indovina lucían predominantemente el color negro en sus vestimentas, así como gran parte de los asistentes, admiradores de la banda de la escena de rock gótico.

Cada una de las canciones fueron aplaudidas por el público de la majestuosa Sala Nezahualcóyotl, desde “Wish you were here” hasta “Blue”, y cuando a “Voices” le tocó su turno, Indovina se quedó solo en el escenario, dio las buenas noches y comentó que por muchos años ha tratado de comprender el drama humano.

Para la novena canción, “Sad I cry”, el líder de la banda pareció recuperar su guitarra que desde “My skin” comenzó a fallar, razón por la cual tuvo que hacer uso de otra e incluso bromeó con el público compartiendo algunas anécdotas, y expresó su orgullo por ser amigo del pianista Mark, a quien dijo conoció hace muchos años.

Siguieron “Broken songs” y “Tired”, tras lo cual las fallas en su guitarra parecieron arreglarse, cuando la tuvo de vuelta entre sus manos la abrazó con fuerza y dio una muestra de su destreza al protagonizar una batalla de cuerdas con el violinista, donde se escucharon las notas más agudas.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *