La canción de protesta está estigmatizada, asegura cantautora Leiden

La cantautora cubana-mexicana Leiden consideró que la música de protesta está estigmatizada, pues al estar relacionada con el panfleto llega a tener letras básicas que carecen de profundidad e incluso pierden su objetivo y pasan inadvertidas.

La artista dijo que hay muchas maneras de hacer música con una conciencia social, aun cuando la temática de las letras sea de dinámica cotidiana.

“Lo más importante es meterle congruencia a todo lo que uno cante, aunque hables de amor, desamor, pérdida de deseo, de esperanza o de defender intereses, siempre y cuando lo hagas de una manera en que tu corazón lo esté entendiendo. Así es una manera de hacer lo que se llama canción social”, indicó.

Por otro lado, Leiden Gomis Fernández, quien incluye los sonidos tropicales de Celso Piña y el rap y hip hop de Charles Ans en su nuevo sencillo Tu boca, dijo que, en la actual generación, los cantautores son “hijos del híbrido” sin temor a la fusión ni a crear música en cualquier estilo y género.

La cantautora destacó la importancia de ser multidisciplinarios para poder sobrevivir y subsistir, y tener la mente abierta a las combinaciones, a los sincretismos, así como experimentar todas las posibilidades que existen y aquellas inexploradas para generar música.

“Como colegas generacionales hemos hablado mucho de esto, somos hijos del híbrido, no le tememos a la fusión ni le tenemos ningún miedo al género porque nacemos de la fusión misma y nacimos en una etapa multidisciplinaria”, explicó.

En ese sentido, Gomis Fernández señaló que las colaboraciones y mezcla de sonidos es una tendencia que irá en crecimiento e incluso “restringirse a hacer un solo género musical requeriría de una actitud de investigación musicológica, porque ya nos sale de manera natural meter acordes combinados o ponerle partes de una canción que no necesariamente va con el género original”, dijo.

En su opinión como socióloga, indicó que de todos los géneros se puede aprender algo y al final hablan de una realidad social; “hay mucha gente que dice que el trap es un género sumamente misógino o la banda es horrible porque es música barrial, pero a mí me gustan todos”.

La también nieta del poeta cubano Roberto Fernández Retamar destacó la importancia de las colaboraciones y mezclas de sonido desde la composición hasta la producción.

Indicó que el auge del género urbano “nos ha venido a enseñar como cantautores el poder de las colaboraciones, de compartir creativamente con otros músicos, fusionar y contribuir a que se escuchen géneros nuevos”. 

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *