Celebra López Obrador que jornada electoral haya transcurrido en calma

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, celebró que la jornada electoral del pasado domingo haya transcurrido en paz, salvo un «lamentable hecho de violencia en un municipio en Puebla», en general transcurrió en tranquilidad y con participación, dijo.

Sobre los resultados preliminares, evitó hacer comentarios, porque explicó que prefiere que sean las autoridades electorales las que determinen a los ganadores e incluso recordó que «existen los tribunales en caso de que existan inconformidades».

De manera clara expresó: «¡Felicidades a los ciudadanos por el comportamiento ejemplar en las elecciones!», si bien insistió en que el gobierno no debe intervenir en los comicios, como no lo hizo durante los procesos electorales que se efectuaron en varios estados el pasado domingo.

López Obrador comentó que no se ha comunicado con los ganadores de la contienda, porque «quiero que pase el tiempo, que sean las autoridades electorales las que resuelvan con absoluta y plena independencia. Que no se meta el Ejecutivo».

Resaltó que durante el desarrollo de los comicios se abstuvo de visitar los estados de Puebla, Aguascalientes, Tamaulipas, Baja California, Quintana Roo y Durango, pero que a partir de este viernes visitará alguno de ellos.

«Celebro que se hayan llevado a cabo en calma, muy pocos incidentes, sólo un hecho violento, lamentable, en un municipio en Puebla, en lo general bien, no hubo injerencia del gobierno federal. Esto es inédito», insistió.

Además, detalló, ninguna dependencia del gobierno federal participó antes o durante la jornada comicial celebrada en los seis estados, se garantizó el voto libre y secreto de los ciudadanos, en tanto que las elecciones fueron tranquilas.

El Ejecutivo federal comentó que para quienes no estén conformes con el resultado de las elecciones pueden acudir a los tribunales electorales a dirimir sus controversias.

Cuestionado sobre si en el resultado de las contiendas pudo haber influido su persona, expuso: «No quiero opinar de eso, porque no me metí en nada y dimos la instrucción y estamos muy conscientes de que el gobierno no debe inmiscuirse en las elecciones».

De tal suerte que la Cuarta Transformación de la vida pública nacional significa establecer una auténtica, «una verdadera democracia», donde no haya compra de voto, acarreos, reparto de despensas y frijol con gorgojo.

Tampoco que se utilice el presupuesto público para favorecer a candidatos o partidos políticos; ni mucho menos que se rellenen urnas o califiquen actas, «todo eso que pasaba antes».

Comentó que si bien hay una amnesia colectiva «y quisieran algunos que no se olvidara el pasado», lo cierto es que México ya cambió: «Eso ya pasó a la historia, se acabó la dedocracia. Se acabó el fraude electoral, así como también se acabó la corrupción tolerada desde el gobierno y la impunidad».

Fuente: Notimex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *