Obra “Bye bye bird” aborda la vida en el barrio y el blues

Este lunes se estrenó la puesta en escena “Bye bye bird”, del dramaturgo José Manuel Hidalgo y dirigida por Alejandro Ricaño, la cual fue el texto finalista del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo 2016.

La trama es desarrollada por El Kevin, El Jhony, La Jennifer Monserrat y El Brayan, quienes malgastan sus días en un patio de una unidad habitacional en Azcapotzalco, en donde viven en un ambiente de caos y violencia en mancuerna con un viejo músico de blues, conocido como “Bye bye bird”.

Estos personajes viven enclavados en un barrio pernicioso, que es un lugar nocivo para las autoridades, por lo que sus actividades transcurren en mal cuidar a secuestrados, la compra y venta de celulares, y el robo a mano armada.

Su monótona rutina se ve interrumpida cuando conocen a “Bye bye bird”, un alcohólico afroamericano que los induce al stang, la promiscuidad y las drogas, al ritmo del blues de su armónica.

La obra retrata fielmente lo que sucede en el barrio. La narración toma de la mano al espectador para caminar junto a los personajes, adentrarse por las calles del barrio y así estar al tanto de su forma de vida.

El autor de la obra es José Manuel Hidalgo, dramaturgo que deduce con precisión la forma de vivir, hablar y pensar de los jóvenes que habitan zonas marginadas de la Ciudad de México.

La dirección es de Alejandro Ricaño, el lenguaje teatral que utiliza, refleja la personalidad de la obra. A los protagonistas los sitúa dentro de un pequeño escenario que gira (diseño de Jesús Hernández), vuelcos que simbolizan los momentos importantes en sus vidas.

La puesta en escena cuenta con las actuaciones de Sara Pinet, Ricardo Rodríguez y Luis Eduardo Yee. Tres actores que desbordan su talento sobre el escenario, su capacidad actoral se manifiesta encarnando al Kevin, El Johny, La Jennifer Montserrat y al Brayan.

El eje narrativo se centra en la experiencia de los tres mencionados, con un personaje del blues que ha muerto por un tiro en la cabeza: “Bye bye bird”, haciendo alusión a la icónica canción del blusero con su armónica Sonny Boy Williamson.

La realidad de estos tres jóvenes se ve alterada cuando su “gurú” amanece muerto inexplicablemente, por lo que luego de esta sacudida cada personaje encuentra un nuevo sitio al desvanecerse el encanto del desenfreno y los excesos.

Para ejecutar esta farsa, se construyó un dispositivo escénico móvil sobre una tarima, donde confluyen elementos de la cultura popular de los barrios, dando soporte a la vertiginosa propia de su narrativa, permitiendo hacer fluidas transiciones temporales.

La obra se presentará hasta el 22 de abril, todos los lunes a las 20:30 horas en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, ubicado en Avenida Revolución 1500.

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *