Jalisco realiza acciones permanentes contra la tuberculosis

Bajo el lema “Agosto, mes de la prevención de la tuberculosis”, la Secretaría de Salud (SSJ) realiza acciones permanentes para el control de esta enfermedad, así como medidas prevención básicas para disminuir los riesgos a la población.

 

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa, contagiosa, crónica, causada por el Mycobacterium tuberculosis, que se trasmite de sujeto enfermo a sujeto sano por vía respiratoria, mediante las gotas de saliva que se arrojan al toser, estornudar, hablar o a través del consumo de leche o derivados de vacas enfermas.

 

 

En un comunicado, Manuel Sandoval Díaz, coordinador estatal de Micobacteriosis de la SSJ, indicó que las acciones y programas permanentes son con el fin de detectar el mayor número de casos, tratarlos y curarlos.

 

 

“Principalmente en grupos vulnerables como son personas privadas de la libertad, personas que se encuentran en albergues, grupos indígenas y grupos de indigentes”, destacó.

 

 

Por su parte, Jesús Roberto Torres Rodríguez, coordinador jurisdiccional de Micobacteriosis de la Región Sanitaria XI en Tonalá, señaló que existe mucha desinformación sobre el tema, ya que es un problema mundial que puede afectar a cualquiera.

 

 

Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son tos con flema que puede o no ser sanguinolenta, dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre vespertina y sudoración nocturna; se puede tratar mediante la administración de medicamentos especiales durante seis meses.

 

 

La tuberculosis más frecuente, infectante y de mayor importancia epidemiológica, es la de localización pulmonar, pero existen formas como meníngea (sistema nervioso central) y miliar (forma diseminada, es decir en diversas partes del cuerpo), que se previenen con la vacuna BCG en niños.

 

 

Existen también las formas ganglionar, renal, genital, ósea e intestinal entre otras. La tuberculosis es un problema de salud pública mundial y Jalisco no es la excepción, ya que puede presentarse a cualquier edad, con mayor frecuencia en la población económicamente activa entre los 24 y 49 años.

 

 

Se considera que un enfermo sin tratamiento puede infectar de 10 a 15 personas en un año. Otro grupo importante lo constituyen los mayores de 60 años, especialmente los que sufren algún padecimiento como asma, diabetes o alguna enfermedad respiratoria.

 

 

Es importante resaltar que la enfermedad es curable y que la consulta, así como los medicamentos son gratuitos.

 

 

En México se enferman por año alrededor de 21 mil personas y en Jalisco un promedio de mil 200 aproximadamente, es decir, el 5.7 por ciento del total nacional. En 2017 se registraron mil 140 casos de todas formas y localizaciones.

 

 

En 2018, se han detectado 722 casos de tuberculosis de todas formas y localizaciones, de los cuales 468 son de localización pulmonar, 85 de localización ganglionar, 169 corresponden a otras formas y localizaciones.

 

 

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *