Realizan investigación sobre el cuidado de adultos mayores

La académica del ITESO, Rocío Enríquez, dijo que las prácticas de cuidado de los sectores vulnerables de la población en México, España y Uruguay se comparan en la investigación “Subjetividades y emociones en los procesos de colectivización del cuidado en la vejez y bienestar social”.

 

Agregó que el cuidado de los adultos mayores, en especial de aquellas personas que viven en situación de pobreza y exclusión, “entra en una etapa de crisis tanto en los entornos rurales como en los urbanos”.

 

 

Apuntó que coordina la investigación en la que a partir de estudios de caso se comparan acciones realizadas en México, España y Uruguay.

 

 

La profesora del Departamento de Estudios Socioculturales (DESO) del Instituto Tecnológico y de Estudios Sieriores de Occidente (ITESO) añadió en el proyecto participan académicos y estudiantes de distintos ámbitos e instituciones educativas.

 

 

Mencionó que la problemática del cuidado de los adultos mayores “nos parece central y más por los procesos de envejecimiento que se dan en América Latina y, en específico en México”.

 

 

Enríquez explicó que hay una situación de sobrecarga “que viven muchas mujeres en nuestro país, debido a que enfrentan al mismo tiempo el cuidado de sus hijos pequeños y de sus padres o abuelos que viven en la misma unidad doméstica”.

 

 

“En muchos casos son jefas de familia o viven en pareja, pero ambos trabajan”, señaló Rocío Enríquez, quien forma parte del claustro de profesores del Doctorado en Investigación Psicológica.

 

 

Expresó que habrá que pensar en alternativas colectivas, “es decir, en una corresponsabilidad entre instituciones del estado, la comunidad, empresas, organizaciones de la sociedad civil y las familias, este es el tema central de la investigación”.

 

 

La también coordinadora del Programa Formal de Investigación del DESO comentó que “nos interesa mucho no quedarnos con el caso mexicano nada más, sino contrastar qué se hace en países como España, donde tienen ya un tiempo mayor de responder a las demandas de cuidado específicamente para los adultos mayores”.

 

 

Dijo que junto con la profesora del Departamento de Psicología, Educación y Salud (DPES), María Martha Ramírez, realizó durante un mes el trabajo de campo en la cooperativa Trabensol, Trabajadores en Solidaridad: Cooperativa de Mayores Autónomos.

 

 

Precisó que el trabajo implicó 43 entrevistas a profundidad con mujeres y hombres que residen en su centro social de convivencia, grupos focales, levantamiento fotográfico y audiovisual, observación y diarios de campo, acopio, revisión de documentos y seguimiento de la cotidianeidad de las personas.

 

 

“Lo interesante es que se trata de una preocupación y una ocupación con respecto al tema del cuidado desde una dimensión más colectiva, desde una solidaridad más social que atraviesa el fortalecimiento de las relaciones de ayuda mutua, de reciprocidad y de búsqueda de equidad entre géneros ante las demandas de cuidado”.

 

 

Resaltó que esa etapa de la vida se vive de una manera muy distinta, en donde es posible esta construcción de lo social y de las emociones que la posibilitan como la amistad, la generosidad, la empatía, entre otras.

 

 

Destacó que los integrantes de esta cooperativa no sólo participan en talleres de cine, teatro o danza, sino también en proyectos sociales de la región como acompañamiento a familias desplazadas y en hogares en situación de vulnerabilidad.

 

 

“Tienen grupos de estudio en distintas temáticas, muy relevantes para el análisis del mundo contemporáneo, se comparten los saberes de cada una de las personas participantes sin algún interés económico”.

 

 

Subrayó que en la cooperativa se comparte colectivamente el cuidado del otro cuando se presentan situaciones de dependencia, “elegimos ese escenario, puesto que nos permitía ver un ejemplo de emociones sociales ligadas a esa colectivización de cuidados”.

 

 

Afirmó que en el caso mexicano se incluyen cuatro experiencias: el DIF Bugambilias, una organización de la sociedad civil que tiene proyectos con personas mayores en situación de pobreza y exclusión social urbana; una vivienda asistida para personas mayores del sector privado; y otra en las afueras de zona metropolitana de Guadalajara.

 

 

Manifestó que en noviembre próximo iniciará junto con la profesora del DPES, Margarita Maldonado, el estudio correspondiente a Uruguay.

 

 

En relación con la participación de organizaciones como la Sede Subregional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en México, aseguró que la idea es trabajar el caso del sistema nacional de cuidados.

 

 

“Y con todo lo que aprendemos no sólo quedarnos en discutir nuestros ejes de investigación, explicar nuestras categorías o aportar algún conocimiento, sino también hacer propuestas específicas a los interlocutores que tenemos comprometidos desde el inicio de este proyecto”.

 

 

Agregó que de esta investigación, que inició en agosto de 2017 y terminará en diciembre de 2019, derivarán varios productos entre los que están un coloquio, un libro colectivo, artículos en revistas arbitradas y un cortometraje-documental en el que trabajan estudiantes del Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) ‘Alter código’, coordinado por la profesora Daniela Mabel Gloss.

 

 

Puntualizó que el cuidado de las personas mayores es un tema que se debe incorporar a la agenda social, “se trata de un sector invisibilizado, a pesar de que está en aumento”.

 

 

“La vejez no tiene nada más que ver con una etapa de la vida, también con el proceso y la forma en que vamos envejeciendo, es un tema altamente relevante porque tiene que ver con las culturas del cuidado, del autocuidado y del cuidado colectivo”.

 

 

Fuente: Notimex

Deja un comentario