ONU, Cruz Roja y ONG alertan sobre catástrofe por ofensiva en Yemen

Naciones Unidas (ONU), la Cruz Roja Internacional y varias organizaciones no gubernamentales (ONG) alertaron sobre la catástrofe que provocará la ofensiva militar iniciada hace unas horas por la coalición encabezada por Arabia Saudita en el puerto yemení de Al Hudayda.

 

Las advertencias fueron redobladas luego de que fuerzas gubernamentales respaldadas por Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos comenzaron ataques en Al Hudayda, un puerto controlado por fuerzas rebeldes houthíes que recibe 80 por ciento de los suministros de Yemen.

 

 

El lunes 11 de junio unas 600 personas murieron durante combates en las zonas de al-Durayhmi y Bayt al-Faqih, de acuerdo con informes de prensa. Este miércoles 13 de junio además inició la ofensiva directamente en Al Hudayda, lo que multiplicará las víctimas.

 

 

La ONU ya había advertido previamente que una ofensiva en Al Hudayda podría causar la muerte de 250 mil personas, en un puerto con un total de 600 mil habitantes, así como profundizar la “catastrófica situación” de la que se considera desde hace años como la mayor crisis humanitaria en el mundo.

 

 

Además de las víctimas fatales, los ataques al principal puerto de abasto de un país que dependen casi enteramente de las importaciones de alimento pone en riesgo de inanición a millones de personas, de acuerdo con el Centro Global sobre la Responsabilidad de Proteger (GlobalR2P).

 

 

Martin Griffiths, enviado especial de la ONU para Yemen, emitió este miércoles una declaración en que se declaró “extremadamente preocupado” por la ofensiva, que tendría serias consecuencias sobre la grave situación humanitaria en el país.

 

 

La ofensiva, además, “tendrá un impacto en mis esfuerzos por reanudar las negociaciones políticas para alcanzar un acuerdo político inclusivo para el conflicto en Yemen. No puedo dejar de enfatizar que no hay una solución militar para el conflicto”, aseveró Griffiths.

 

 

Por su parte, Robert Mardini, director regional para Cercano y Medio Oriente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), señaló que la ofensiva “probablemente exacerbará una situación humanitaria ya catastrófica en Yemen. La población se encuentra ya debilitada en niveles extremos”.

 

 

Mardini urgió a mantener abiertos canales de comunicación de Yemen con el exterior, debido a que las familias y los civiles sufrirán si no ingresan alimentos, cuya distribución es obstaculizada por la ofensiva en curso.

 

 

Por su parte, la directora de investigación de Amnistía Internacional para Oriente Medio, Lynn Malouf, consideró que los ataques “podrían tener un impacto devastador para cientos de miles de civiles, no solo en la ciudad, sino en todo Yemen”.

 

 

“El puerto de Al Hudayda es crucial para un país que depende en un 80 por ciento de las importaciones para satisfacer las necesidades básicas. La eliminación de esta línea de suministro crucial agravaría aún más lo que ya es la peor crisis humanitaria del mundo”, aseguró Malouf.

 

 

De acuerdo con la ONU, existen 10.4 millones de personas en riesgo de hambruna en Yemen. De los provisiones que arriban a Al Hudayda dependen más de 22 millones de yemeníes.

 

 

Desde 2015, todas las partes en el conflicto en Yemen han utilizado armas de modo indiscriminado en zonas pobladas de civiles y en infraestructuras civiles específicas, lo que representa posibles crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, recordó GlobalR2P.

 

 

La ONU calcula que al menos 10 mil personas han sido asesinadas desde 2015 en el marco del conflicto en Yemen, aunque es posible que el número real de muertes sea mucho mayor.

 

 

El conflicto inició desde finales de 2014, cuando houthíes y sus aliados se apoderaron del noroeste del país, incluida la capital Sana, y orillaron al presidente Abdrabbuh Mansour Hadi al exilio.

 

 

Alarmados por el surgimiento de un grupo que vieron como un aliado de Irán, Arabia Saudita y otros ocho estados árabes suníes, con apoyo de Estados Unidos y el Reino Unido, lanzaron en marzo de 2015 una campaña militar para restaurar el gobierno de Hadi en Yemen.

 

 

Fuente: Notimex

Deja un comentario