Equipo multidisciplinario de médicos navales operan a un menor que resultó herido durante el sismo del pasado 19 de septiembre

Neurocirujanos del Hospital General Naval de Alta Especialidad de la Secretaría de Marina -Armada de México realizaron con éxito una cirugía reconstructiva craneoplastia la cual consistió en la colocación de una placa de titanio en el cráneo del niño Erik Antonio, quien en el estado de Morelos durante el sismo del 19 de septiembre del 2017,  resultó herido debido a que una teja golpeó su cabeza, lo que le provocó un traumatismo craneoencefalico.

 

Fue durante el sismo donde a Erik Antonio de 11 años de edad una teja golpeó su cabeza,  lo que le provocó una fractura en su cráneo y una parálisis inmediata en su cuerpo, así como la dificultad para hablar, por lo que de manera inmediata fue intervenido quirúrgicamente por primera vez y seis semanas después de estar en terapia intensiva comenzó a tener una rápida recuperación.

 

Posteriormente, el menor requirió de una segunda intervención, debido a que una hernia se había formado en su cabeza, quedando sometido a terapias de rehabilitación que le apoyaron una mejoría motriz y de habla.

 

Sin embargo, el paciente por  tercera ocasión y por la situación en la que se encontraba su salud requería un tipo de cirugía especializada, por lo que el estado de Morelos solicitó el apoyo a la Secretaría de Marina a fin de que fuera tratado por un equipo multidisciplinario de médicos navales en el Hospital General Naval de Alta Especialidad, en la ciudad de México.

 

Tras una serie de estudios médicos, se determinó la necesidad de practicarle una cirugía reconstructiva craneoplastia el 9 de mayo, que duró más de tres horas donde médicos especialistas navales colocaron una placa de titanio en su cráneo, con la finalidad de proteger y mejorar su recuperación neurológica. Dicha intervención fue un éxito gracias a su preparación y capacitación con la que cuentan los médicos especialistas, además de las ganas de vivir de Erik Antonio.

 

Cabe destacar que el pasado 10 de mayo del presente, por su pronta recuperación Erik Antonio fue dado de alta, quien acompañado de su familia regresó a su casa en el estado de Morelos, y con el apoyo médico de esta Institución naval mejoró su salud física y emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *