Llega mural de artista chicana censurado hace 30 años a museo de LA

Un mural censurado de la artista chicana Barbara Carrasco sobre la perspectiva mexicana en Los Ángeles será exhibido por primera vez en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles (NHMLA), California, a partir del viernes, informaron fuentes de la institución.

 

Señalaron que el mural “Historia de Los Ángeles: una perspectiva mexicana” será visible en su totalidad cuando el NHMLA presente su exposición “Sin Censura: A Mural Remembers L.A”, donde el trabajo de Carrasco será montado en tres paredes para mostrar al público un panorama de 24 metros de largo.

 

 

El mural, que retrata la historia de la ciudad a través de viñetas tejidas en el cabello suelto de La Reina de los Ángeles (The Queen of Los Angeles), fue presentado en septiembre pasado en Union Station, en el centro de Los Ángeles, como parte de la iniciativa liderada por el Getty, Pacific Standard Time: LA/LA.

 

 

El trabajo fue censurado por la Agencia de Reurbanización de la Comunidad de Los Ángeles, que originalmente encargó el mural a Carrasco para el bicentenario de la ciudad en 1981 pero canceló el proyecto cuando la artista se negó a retirar 14 imágenes de momentos históricos que consideraban controversiales.

 

 

El mural portátil está compuesto por 43 paneles que contiene 51 escenas de la historia de Los Ángeles, con énfasis en las experiencias de grupos marginados y en donde aparece la imagen de la Virgen de Guadalupe y el icónico letrero de Hollywood.

 

 

Estas viñetas comienzan con los habitantes originales de la ciudad y concluyen con episodios clave del siglo XX, e incluyen el blanqueo del mural de David Alfaro Siqueiros “América Tropical”, así como el encarcelamiento de japoneses-estadunidenses durante la Segunda Guerra Mundial y los disturbios de Zoot Suit.

 

 

El mural de 24 metros forma parte del proyecto ¡Murales Rebeldes! que presenta las historias de ocho murales chicanos que fueron censurados, descuidados, blanqueados e incluso destruidos.

 

 

Debido a que la artista se negó a eliminar 14 imágenes, el trabajo no fue mostrado durante el Bicentenario. Excepto por su breve exhibición para el Festival de Los Ángeles 1990, había permanecido sin ser visto en su totalidad y guardado en un almacén en Pasadena.

 

 

“Los murales han jugado un papel importante en la documentación de la historia, la política, los miedos, así como los sueños y aspiraciones de las poblaciones históricamente marginadas”, dijo Carrasco durante el anuncio en el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles.

 

 

“Estoy encantada de tenerlo de vuelta en un espacio público, particularmente durante los tiempos turbulentos de hoy. Es tan relevante como lo fue hace 36 años cuando lo terminé por primera vez “, añadió.

 

 

Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *