Exigen operadores respeto a su trabajo y demandan revisar sanciones impulsadas por Rocío Nakamura

Condiciones laborales complicadas, sin horarios fijos y con nula capacitación, así es como los operadores del transporte público deben trabajar y es por eso que exigen que se les dé el respeto por la labor que realizan antes que buscar sancionarlos por lo que demandan que se revisen las multas impulsadas por la Diputada Rocío Corona y aprobadas ya por el Congreso estatal.

Benjamín Ramírez, conductor desde hace 20 años, dijo: “Somos agredidos y nuestras familias, preocupadas, nos exhortan a desertar y perder no sólo nuestra fuente de sustento. Nos asaltan, nos llaman asesinos y generalizan, no todos los operadores somos así, hay quienes nos ocupamos por ser mejores cada día, pero los legisladores, Rocío Corona, actuó sin pensar, sin conocer nuestro trabajo y sin ver que somos más los buenos conductores”.

 

Así, operadores afiliados al Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Autotransporte en el Estado de Jalisco (SATAEJ), están organizándose para que, junto con los empresarios del Transporte Público, se manifieste públicamente su desacuerdo pues hasta ahora, acusan solo se les ha tomado como bandera política sin buscar mejorar sus condiciones o atender las necesidades reales del gremio.

 

Arnoldo Licea González, secretario general del SATAEJ explicó que en estos momentos los salarios para los operadores son insuficientes y la falta de personal obliga a esquemas complejos de trabajo; más del 70 por ciento de las unidades carecen del mantenimiento adecuado para su operación porque no hay recursos para esto y eso genera riesgos para todos.

 

“Es por eso que ante esta notoria cacería de brujas que alienta la legisladora y la ya de por sí complicada imagen social que enfrentan los operadores día con día, que se diluye el interés de las y los operadores para continuar o bien para otras personas, por sumarse a trabajar en el transporte público como conductores”, detalló Licea.

 

Acusan que con desconocimiento, la diputada Rocío Corona Nakamura, en lugar de proponer alternativa reales para elevar la calidad, se ocupó por imponer sanciones a los choferes y dueños de concesiones, “fomentando la crisis, de por sí creciente, en el déficit de choferes que tenemos, y que lejos de incentivar el interés de nuevas generaciones por encontrar empleo como choferes, nadie se atreverá a conducir una unidad del transporte público con ese panorama de sanciones”, explicó Arnoldo Licea.

 

Además, ante el inminente inicio del proceso electoral el secretario del SATAEJ, pidió a todos los actores políticos que se abstengan de tomar al transporte público como una bandera política para llevar votos a sus partidos, sino que se den alternativas claras para mejorar el servicio y sacarlo adelante en beneficio de los ciudadanos.

 

“Reiteramos que los transportistas estamos dispuestos a modernizar la política en materia de movilidad en la entidad, sin embargo, hasta ahora los poderes, tanto Ejecutivo como Legislativo, han ignorado propuestas como la profesionalización de los choferes que abonaría a generar un mejor servicio a los jaliscienses, y se ha privilegiado una política de sanción sin que se dé un orden real al retraso histórico que enfrenta el transporte público”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *