Masiva operación militar turca para recuperar provincia siria de Idlib

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan anunció hoy el inicio de una gran operación militar en la zona de la provincia de Idlib, fronteriza con Turquía, y en poder de grupos extremistas islámicos.

 

La operación, que cuenta con el apoyo de rebeldes respaldados por Ankara (Ejército Libre de Siria) y Rusia que proporciona soporte aéreo, es un “nuevo paso” para establecer la seguridad en Idlib, indicó el presidente turco.

 

 

La División Hamza del ELS, una de las milicias que junto a las tropas turcas expulsaron el año pasado al yihadista Estado Islámico (EI) de las regiones al norte de Alepo, se trasladó a Idlib, situado al oeste de esta ciudad, informó el diario turco Hürriyet Daily News.

 

 

Según el canal ruso Russia Today, no solo Turquía ha enviado aviones no tripulados a sobrevolar Idlib sino también cazas rusos han despegado para bombardear depósitos de armas del Organismo de Liberación del Levante y así facilitar el avance de las brigadas del ELS.

 

 

Erdogan hizo esas declaraciones en una conferencia de su partido político en la provincia de Afyonkarahisar, en el oeste de Turquía.

 

 

La medida se produce cuando Turquía junto con Rusia se preparan para establecer una llamada “zona de distensión” en la provincia de Idlib, en línea con los acuerdos de Astana sobre la solución pacífica del conflicto en Siria.

 

 

Desde las negociaciones entre Moscú, Ankara y Teherán en la capital kazaja de Astana, el mes pasado, en la que se acordó que estos tres países vigilarían el alto el fuego en Siria, se esperaba que tropas turcas se desplegasen en la zona de Idlib con este fin.

 

 

“Tenemos que ayudar a nuestros hermanos que llegaron a Idlib después de huir de Alepo. El paso necesario fue tomado y está en curso. Nunca vamos a permitir la formación de un corredor de terror a lo largo de nuestra frontera con Siria “, añadió.

 

 

En la sexta reunión sobre Siria en Astaná celebrada los días 14 y 15 de septiembre, Rusia, Turquía e Irán anunciaron la creación definitiva de la cuarta zona de seguridad en la provincia siria de Idlib. Anteriormente se había acordado cómo funcionaría la división de cuatro regiones.

 

 

Las áreas abarcan la gobernación de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la gobernación de Homs, Guta Oriental y determinadas zonas del sur de Siria, en las gobernaciones de Deraa y Al Quneitra.

 

 

La primera zona de distensión en Al Quneitra, Suwaida y Deraa, suroeste de Siria, entró en vigor el pasado 9 de julio.

 

 

La segunda área, en Guta Oriental, empezó a funcionar el 22 de julio y la tercera, en el norte de Homs, el 3 de agosto.

 

 

Idlib es controlada en gran parte por la milicia salafista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), un grupo radical dirigido por el ex miembro de la red Al-Qaeda en Siria.

 

 

Esta milicia conocida también como Junta de Liberación del Levante, formada a inicios del año como fusión del Frente al Nusra y otros grupos ultraislamistas, vinculada a Al Qaeda, había tomado en julio pasado el control de Idlib, último gran feudo de la rebelión en Siria.

 

 

Durante su discurso, Erdogan dijo que la operación en Idlib es el seguimiento de las operaciones Escudo Eufrates en el norte de Siria, que fue lanzado en agosto de 2016, cuando expulsó al Estado Islámico de la frontera de Turquía con Siria.

 

 

La alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham tomó el control de Idlib, tras arrebatárselo a los llamados rebeldes sirios de Ahrar Al-Sham.

 

 

Hace unos meses, Idlib se convirtió en un punto de conflicto entre Hayat Tahrir Al-Sham y Ahrar Al-Sham —anteriormente se habían aliado para luchar juntos contra las fuerzas gubernamentales— en un intento por conseguir el liderazgo político y militar de esa zona, un punto crucial para controlar por completo el flujo de armas y otro tipo de ayudas.

 

 

Fuente: Notimex

 

Deja un comentario