Retrata Rubén Cortés sistema cubano sin libertades en “Los nómadas de la noche”

Un pincelazo de la década de 1980 en Cuba y un ajuste de cuentas de un hijo de la revolución cubana que no desea que la muerte del creador de ese sistema le desdibuje los recuerdos los cuales considera deben estar más frescos que nunca, es lo que ofrece el escritor Rubén Cortés Fernández en su más reciente libro “Los nómadas de la noche”.

 

En entrevista con la prensa, durante la presentación del ejemplar World Trade Center de esta ciudad, Cortés explicó que el libro retrata 58 años de historia cubana y todo lo que ello conlleva, por ejemplo, los campos de concentración para homosexuales, rockeros, fiesteros, para hijos de la noche o creyentes de diferentes religiones, a quienes la revolución consideró un mal de la época anterior.

 
“El sistema poniendo el pie encima de las libertades de los cubanos, de la libertad del ser humano, el libro narra todo eso que ha sido construido con base en la libertad de los cubanos, al sufrimiento y a que los cubanos no sean dueños de su propia infelicidad, lo que es muy triste”, expresó el también director general del periódico “La Razón”.

 
Agregó que el ejemplar recupera la década de 1980 en la isla, “cuando nosotros éramos niños y nos sacaron a la calle a apedrear a los que se iban y que después regresaron y tocaban a nuestra puerta para decirnos: oye aquí te traigo estos huevos, los que me tiraste en los años 80 te los traigo ahora para que te los comas, porque ellos podían entrar a las tiendas y los cubanos no”.

 
Cortés recordó que cuando cayó el sistema comunista mundial, Cuba vivió una época muy buena, en la que el gobierno gastó sus recursos en su gente, en educación y medicina gratuita, el problema es que después dejaron de fluir los recursos, además no se podía leer lo que uno quería o cuando aprendías a expresarte, no podías expresar lo que tú querías”.

 
Sostuvo que en 1970, 1980, 1990 y aún en el nuevo milenio el gobierno cubano tuvo capacidad para reinventarse, “a mí me tocó vivir la época buena, tengo 53 años, los que nacieron a partir de los años 90 ya no tuvieron la misma educación, la calidad no es la misma porque ya no hay recursos para pagar lo que se pagaba antes”.

 
Finalmente, Cortes explicó que su libro se llama “Los nómadas de la noche” porque habla de un sistema cubano sin libertades, opresivo, una noche interminable. “José Martí decía dos patrias tengo yo, Cuba y la noche, otros por ahí dicen, dos desmadres tengo yo, Cuba y la noche. Los cubanos son nómadas, se van para donde quiera”.

 
En este sentido lamentó que la isla se haya convertido en expulsor de personas, “hay tres millones de cubanos viviendo fuera, es una tristeza enorme porque además, la isla es uno de los países con más alto índice de suicidios en el mundo”.

 
En su oportunidad, el escritor y periodista Héctor de Mauleón sostuvo que “Nómadas de la noche” es un libro muy personal que prolonga el trabajo que Rubén Cortés ha hecho sobre Cuba y de la dictadura más longeva del planeta.

 
“Es un libro que no solamente continua el trabajo personal de Cortés, sino que se agrega a la llamada literatura del exilio, sobre todo en el siglo XX, pues el exilio generó un caudal inmenso de libros”, expresó De Mauleón, ante la presencia del historiador Rafael Rojas y el periodista Pablo Hiriart.

 
Destacó que desde que se desató la Revolución Cubana más de 70 autores se exiliaron en otros países, autores que han sido premiados internacionalmente, traducidos a otros idiomas, pero que lamentablemente no han sido leídos en su propio país.

 
Finalmente, consideró que “Nómadas de la noche” es un libro muy sincero, escrito desde el dolor, desde una especie de estética de la lejanía, cuando los autores cubanos de mediados del siglo XX se fueron. Es un texto escrito desde la convicción de voltear la mirada y recordar cómo era el lugar en el que naciste y qué fue lo que te arrebató tu vida”.

 

Fuente: Notimex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *