Arranca cuarto diplomado sobre derechos de los pueblos indígenas

La autonomía, los derechos territoriales y políticos, así como los mecanismos jurídicos nacionales e internacionales de los pueblos indígenas en México, son los ejes principales del cuarto diplomado que sobre este tema realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia.
Al inaugurar y presidir el diplomado “Derechos de los pueblos Indígenas en México. Doctrina, legislación, tratados y jurisprudencia” en la Coordinación Nacional de Antropología, el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, destacó el interés de académicos y organizaciones por visualizar, comprender y fortalecer los derechos de los pueblos indígenas de México.
“Es evidente que desde 1992, cuando en el texto constitucional se incorporó la noción de México como país pluricultural, significó una transformación en el proyecto de país, sin embargo, ese cambio aún no impregna del todo en la conciencia nacional en su conjunto, ya que no se ha traducido en la configuración de un andamiaje mucho más sólido que fortalezca, ejerza y reclame los derechos que corresponden a los pueblos indígenas.
Los derechos indígenas, agregó el titular del INAH, suponen reconocer que hay un conjunto de expresiones étnicas, lingüísticas y culturales que ancestralmente han sido relegadas, disminuidas en sus derechos, afectadas en el uso y reconocimiento de sus propios territorios.
“Ahora presenciamos el inicio de la construcción de una nación que incorpora sus distintos componentes étnicos, lingüísticos y culturales en pie de la igualdad, porque hablar de los derechos indígenas supone reconocer que los pueblos originarios de este país han vivido condiciones de subordinación, sometimiento y despojo, que se originaron en los tiempos del virreinato de la Nueva España y se profundizaron en los dos primeros siglos de México como país independiente”.
Sin embargo, sostuvo, hace falta trabajar aún más en el reconocimiento de los derechos de este sector poblacional, aunque México ya comenzó hace varios años (1990) esa defensa, cuando suscribió la Convención 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo.
Diego Prieto destacó que aunque se trabaja en el plano jurídico en favor de este objetivo, hay una serie de fuerzas económicas y proyectos de inversión que no necesariamente compaginan con las formas mediante las cuales las comunidades se apropian del territorio.
Otra dificultad que enfrentan muchas poblaciones es la construcción de su organización autónoma, el fortalecimiento de sus formas propias de gobierno que se confrontan con un entorno ajeno, el cual no reconoce su autonomía.
En su oportunidad, Isabel Campos, coordinadora nacional de Antropología del INAH, sostuvo que desde su primera edición el diplomado creó muchas expectativas porque los temas que aborda tienen que ver con la problemática cotidiana de los pueblos, a la vez que aporta elementos para atender sus conflictos desde la perspectiva de los derechos indígenas.
El propósito del diplomado es ofrecer herramientas para la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, ya sea desde la asesoría en casos específicos o capacitación a autoridades para resolver los casos que se presenten. “Se busca aportar elementos para la construcción de una sociedad multicultural, respetuosa de los derechos humanos y de la diversidad cultural”, puntualizó.
El abogado y antropólogo Diego Iturralde, del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe, impartió la sesión inaugural con el tema “Los derechos de los pueblos indígenas en el contexto de la globalización: una visión latinoamericana”.
La siguiente sesión, a realizarse los días 12 y 13 de mayo, abordará el tema “Los pueblos indígenas de México: identidad y políticas públicas”, que impartirá Jaime García Leyva, investigador de la Universidad Autónoma de Guerrero.
Fuente: Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *